Reunion proyecto Corylus 1“Relaciono el proyecto Corylus con la luz, pero con una luz que ha cambiado mi vida”. Estas palabras pertenecen a una mujer de una comunidad del departamento de Yoro, en Honduras, donde se ha implantado el proyecto piloto Corylus para la electrificación domiciliaria. Se trata de una actuación conjunta de Ayuda en Acción-Honduras, Esf y varias municipalidades del departamento.

Financiación novedosa.-El proyecto presenta un novedoso sistema de financiación: el 50% es financiado por las instituciones y la otra parte es aportado por los usuarios. Ese retorno pasa a engrosar un fondo-semilla que sirve para facilitar el acceso de nuevos solicitantes a los modernos equipos fotovoltaicos diseñados para esta actuación.

Proyecto “transformador”.-Del impacto del proyecto Corylus nos habla Patricia ,,, , ejecutiva de Ayuda en Acción Honduras, durante su reciente visita a Madrid. “El Corylus –señala- es un proyecto esencialmente transformador, que incide de forma inmediata en la vida de estas familias indígenas, mestizas en su mayoría, que residen en comunidades aisladas, con elevados índices de pobreza y que buscan una oportunidad”.

“Pienso en niñas de 14 y 15 años que no tienen un proyecto de vida claro”. “Cuando disponen de oportunidades (poder ir a la escuela, adquirir nuevas técnicas agrícolas”, entonces, sí hay esperanza”, continúa diciendo Patricia.

Fomento de la igualdad.-La presencia de energía eléctrica aporta utilidades materiales inmediatas, como un mayor confort en las viviendas, la defensa contra los peligros de la oscuridad, poder recargar los móviles en casa y no tener que desplazarse cinco o diez kilómetros a otros pueblos; pero sobre todo abre la oportunidad a la mujer de formarse y conocer mejor sus derechos políticos, cambiar la gobernanza para el acceso a la energía y, en suma, ayuda a reducir las desigualdades. Por eso hay que ver el Corylus y, en general, el acceso a la energía, de un modo integral.

La energía trae esperanza.-“Crecí –añade Patricia- en una comunidad rural y entiendo lo que allí se dice. La gente expone necesidades pendientes, pero sienten que existe una esperanza, y esa esperanza reside, en primera instancia, en el acceso a la energía”.