Por José Luis Trimiño
Secretario General
Junta Directiva Esf

La FundN2 Mayo 2019 Microcréditosación Energía sin fronteras es, esencialmente, una organización de voluntarios. Motivar, empoderar y gestionar los voluntarios son tareas fundamentales.

Hace poco NPQ publicaba un interesante artículo sobre el micro-voluntariado, definido como prestaciones de voluntariado cortas y poco frecuentes, para tareas específicas que pueden realizarse en poco tiempo y, a menudo, on-line. CCada vez es más frecuente que en una organización coexistan voluntarios a largo plazo con voluntarios esporádicos y éste es el caso de Energía sin fronteras.

Micro-voluntariado a la medida.

Uno de los grandes retos de las ONG es incorporar y retener a los voluntarios y también lo es para Esf. El micro-voluntariado permite abrir espacios a medida y puede resultar atractivo para personas muy atareadas que quieren servir también a la colectividad.

“Muchos pocos hacen mucho”.

El artículo reconoce que la idea choca a las ONG pequeñas y a las más tradicionales. Les es difícil fragmentar las tareas de manera que haya muchas micro-tareas para micro-voluntarios y “muchos pocos hacen mucho”.
Además apunta otros beneficios colaterales del micro-voluntariado:
● Mantiene el compromiso de los voluntarios porque es flexible
● Aumenta las donaciones. Es frecuente que algunos micro-voluntarios se hagan donantes.
● Menor rotación de voluntarios. Los micro-voluntarios no sienten la presión de los plazos.
● Los micro-voluntarios usan mucho la página web y las redes sociales de la organización. Ello ayuda a publicitar la ONG.
● Ayuda más inmediata. Las necesidades de micro-voluntariado pueden aparecer en cualquier momento y los micro-voluntarios, en conjunto, están preparados para esa respuesta inmediata.

Micro-tareas

Existe el riesgo de que estos micro-voluntarios “vayan a su aire” o solo hagan tareas muy micro (firmar una petición, compartir un artículo...). Para reducirlo, la ONG debe definir lo que realmente necesita de manera muy específica y luego dividirlo en micro-tareas que puedan ser realizadas rápidamente (en línea o de manera presencial).

Eileen Cunniffe y Ruth McCambridge, autoras del artículo aquí resumido, reconocen que, si se hace bien, los micro-voluntarios pueden emerger o sumergirse produciendo siempre resultados positivos para la organización.