N1 abril 19ThierryA muchos de nosotros, antiguos empleados en empresas industriales, con un bagaje de técnica y gestión, nos llega el momento de decidir a qué vamos a dedicar nuestro tiempo “libre”. Un tiempo en el cual ya no estamos sujetos a una misión impuesta por una organización, sino donde nos enfrentamos a la difícil tesitura de poder elegir y decidir.

En mi caso, poco a poco se fue perfilando la reflexión de que devolver a la sociedad algo de lo que me había dado era lo correcto. Y que algo se tenía que hacer para paliar, aunque sea a un nivel modesto, las injusticias de un mundo dominado por el afán de riqueza, donde los débiles lo tienen muy difícil.
Después de un periodo de aprendizaje en otra ONG, llegué a Esf atraído por el componente técnico de sus proyectos, y porque se dirigen a lo que me parece lo más esencial para mejorar las condiciones de vida de las poblaciones desfavorecidas: la energía y el agua.
Uno de los proyectos más ambiciosos que tuve la ocasión de vivir fue un proyecto de energía global en una granja escuela del Noroeste de Camerún. El desafío era de instalar, con fines educativos y de operatividad, prácticamente la totalidad de las técnicas de generación eléctrica renovable disponibles: Micro-hidroeléctrica, fotovoltaica, eólica y de biomasa. Fue un éxito, y todavía hoy la granja es un referente en todo el país para el uso y demostración de estas técnicas.
A nivel de la población, lo que más me impactó fue el comportamiento de los habitantes del pueblo cercano de Bamdzeng. Aunque los beneficiarios de la acción eran los estudiantes y profesores de la granja, ellos se volcaron en participar en la construcción de los sistemas. Fue un gran ejemplo de solidaridad, al cual tuvimos la posibilidad de corresponder dos años más tarde, equipando al pueblo con energía solar en sus iglesias, escuela y centro de salud.
África es una fuente de sorpresas humanas donde uno, llegado del occidente rico, puede extraer muchas lecciones de vida. Yo no he dejado de aprender.

*Ingeniero químico, diplomado en administración de empresas por el INSEAD
Responsable europeo para una multinacional del sector del agua
10 años en gestión de proyectos de cooperación al desarrollo (Manos Unidas, Esf)