Complejo sanitario y residencia de Glo Djigbé (Benin).jpgLlega la energía y, de su mano, una nueva vida en el dispensario de Glo Djigbé, Comuna de Abomey-Calavi, departamento Atlántico Sur, en Benin.

Impacto.-Como primera impacto, el proyecto -inspirado en los ODS de Naciones Unidas- garantiza el sostenimiento de los equipos de refrigeración, lo que permitirá normalizar las campañas de vacunación, la conservación de las muestras de sangre, el funcionamiento de los aparatos clínicos y de los consultorios e incluso realizar tareas en horario nocturno.

Endemias.-El dispensario hace frente a muchas enfermedades endémicas de la zona, como la malaria, infecciones respiratorias, salmonella, y gastroenteritis.

El nuevo servicio hace justicia al empeño de las Hermanas Oblatas que rigen el centro y a los 5.500 pacientes que lo visitan al año.

Financiación.-Muchas gracias a la iniciativa “ Más que palabras “ de la Fundación Repsol y a un voluntario de Esf, a título particular, por la financiación de la obra.