AdecorJilotepaque 1El Derecho al Agua, la cultura del agua, el autoabastecimiento. Ese es el lema y el reclamo que desde San Martín de Jilotepeque, en el corazón de Guatemala trajo a España Bartolomé Chocoj, directivo de Adecor (Asociación para el Desarrollo Comunitario Rural en la zona).
Bartolomé es el directivo “todoterreno” de la Asociación, que despliega su actividad, sin ánimo de lucro, entre 6.000 vecinos de los caseríos rurales del municipio de San Martín. Es licenciado en Derecho y Ciencias Sociales. Con beca de la AECID, realizó en la Universidad madrileña Carlos III un postgrado sobre en Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Cooperación al Desarrollo. Acaba de asistir en Zaragoza al Salón Internacional del Agua y del Riego (SMAGUA) y aprovechó sus horas en Madrid para renovar contactos con instituciones vinculadas a la Cooperación.

Jilotepeque: sequía y desnutrición
San Martín de Jilotepeque es un municipio del norte del departamento de Chimaltenango, de más de 50.000 habitantes, situado en la zona central de Guatemala, a una altitud media entre 1.400 y 1.900 metros de altitud, lo que le garantiza una temperatura media a lo largo del año de 23/24 grados.
Nuestros amigos de Adecor operan en el área rural, donde el agua es un bien sumamente escaso. La economía de la zona se basa en la agricultura (producción láctea y, sobre todo, café de gran calidad). La otrora riqueza forestal (pino, encina) se ve crecientemente afectada por la deforestación y el cambio climático. Posee una modesta cabaña de ganado que apenas cubre el consumo local. La falta de alimentos suficientes se traduce en una tasa de desnutrición infantil del 60%. Ni en la capital del municipio ni en sus caseríos circundantes existe un solo hospital. Los enfermos deben trasladarse a la capital de la provincial, distante unos 45 kilómetros de carretera de tierra.

Centro de formación de Adecor
La Asociación en la que Bartolomé ejerce como vocal de la Junta Directiva, asesor jurídico, gestor, estratega, profesor y relaciones institucionales, desarrolla su actividad a partir de sus instalaciones en el caserío de Los Tunayes. Allí se imparte docencia general a niños hasta los 15 años y, en grado técnico-profesional a jóvenes (hombres y mujeres) en materias agrarias y ganaderas.
Allí se organizan también Talleres Itinerantes para todo tipo de alumnos, especialmente dirigidos a la promoción integral de la mujer (participación cívica, desarrollo de los Derechos Humanos, búsqueda de oportunidades para su empoderamiento). Y, como tercer área de servicio, la Cooperación al Desarrollo en contacto con otras organizaciones internacionales como es el caso de la AECID, el Gobierno de Aragón o Ayuda en Acción.

Formación integral sobre agua
Objetivo inmediato de Adecor es la reducción del hambre en su área de influencia, incrementando la producción de alimentos para el autoconsumo. A este desarrollo se opone la falta de agua en esta tierra caracterizada por su sequedad. “Apenas hay manantiales ni arroyos”, aclara Bartolomé.
Cuentan con un pozo que abastece a 750 familias del caserío de La Nueva Esperanza, mientras otros proyectos aguardan su oportunidad: la traída de aguas desde un manantial distante 14 km al caserío Brasitar, y la construcción de cisternas y aljibes para recoger el agua de la lluvia, una propuesta de los colectivos femeninos.
Al referirse a Esf, Bartolomé expone una gran preocupación de Adecor: organizar un plan de formación integral sobre captación, tratamiento y uso eficiente del agua para los alumnos de la rama técnica de su centro. “Necesitamos profesorado especializado. Será una palanca de enorme valor para el desarrollo de la zona”.

Adecor y Esf
Bartolomé Chocoj ha mantenido contacto estos días Esf. “Es una organización pequeña pero con sus objetivos muy bien definidos. Valoramos su alta capacidad tecnológica y profesional. Y, sobre todo, hemos encontrado en ella siempre un trato de igual a igual. Nos une a la vez nuestra común preocupación por el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con preferente atención a los Derechos Humanos y a la emancipación y equiparación de la mujer en la sociedad”.
En sus sesiones de trabajo con Javier de Alaminos, responsable de Proyectos para América en Esf, y miembros de su equipo, se analizó la situación carencial del municipio de San Martín. En breve, Esf recibirá propuuestas definidas de actuación conjunta con Adecor. “Adecor puede ofrecer” –señala Bartolomé Chocoj- “una buena capacidad de autogestión, capital humano en forma de mano de obra, incluso cierta capacidad económica para ayudar a determinados proyectos y puede aportar materiales de construcción de fabricación local”.

Imagenes verticales