Madjre Leproseria ninnosMás de 40 años después de su creación, la leprosería de Madjré, en Benin, disfruta desde comienzos de diciembre de suministro eléctrico fotovoltaico. Energía sin Fronteras inició el estudio del proyecto hace ahora dos años y, tras una laboriosa travesía en busca de financiación, acaba de entregar las instalaciones a la congregación de las Hermanas Sirvientas de la Luz de Cristo, gestoras del complejo desde 1992. La leprosería depende de la diócesis de Lokossa.
Madjré, lugar aislado
Madjré es un paraje aislado (la estigmatización social de la lepra así lo exige) del distrito de Dogbo, en el departamento de Couffo, al suroeste de Benin. Una tierra pobre en recursos, castigada por las severas estaciones climatológicas (la seca, entre noviembre y mayo, con tendencia a prolongarse) y la de lluvias (de junio a octubre). En el período de inundaciones, Madjré se encuentra prácticamente aislada. La renta por habitante en Benín se sitúa en algo más de dos dólares. El país ocupa el puesto 168 en el Índice de Desarrollo Humano, entre 188 estados.

Leprosería
La leprosería, construida en la década de los 70, dista 30 km. de la capital del distrito. El complejo incluye hoy el Centro de Tratamiento Antilepra (CTAL), escuela primaria pública, capilla, talleres, edificio residencial y guardería. Allí se alojan y reciben tratamiento y capacitación un centenar de enfermos de lepra. Residen también otros 200 familiares, lo que convierte a Madjré en un verdadero pueblo dotado animado por todo tipo de actividades culturales, lúdicas y sociales.
El CTAL da asistencia médica no sólo a los pacientes residentes sino a otros 3.000 enfermos procedentes de las zonas próximas a lo largo del año.
Lema de la leprosería: “Curar, alimentar, educar, enseñar”.

El proyecto
En noviembre de 2014, Esf ejecutó la instalación de bombeo fotovoltaico en el pozo existente dentro del complejo. En este segundo proyecto, se procedió a la instalación de un campo solar de 11 kW de potencia, que permite el suministro eléctrico a todas las instalaciones del recinto, incluida la guardería construida en 2004 por la ONG española Crecer en Madrid. Suministra también el alumbrado público del recinto.
Desde su puesta en marcha, la leprosería se proveía de energía eléctrica por medio de grupos electrógenos de fuel-oil, poco fiables y de elevado coste de funcionamiento. Estos aparatos se reservan ahora para situaciones de emergencia.

Objetivos
El proyecto está orientado a mejorar la calidad de la asistencia médica del CTAL, las condiciones de la formación escolar y de inserción social de los pacientes acogidos y su capacitación, así como la promoción de actividades productivas (sus pequeños cultivos y cuidado de animales). Cada curso terminan su escolarización unos cien alumnos.

Otros datos del proyecto:
Socio local: de las Sirvientas de la Luz de Cristo. Superiora: madre Alphonsine Hounkpe, ayudada por tres hermanas.
Beneficiarios directos: 300
Beneficiarios ocasionales: 3.000 al año
Presupuesto: 89.447 €
Financiadores: Amigos de Esf, Más que Palabras (Repsol), Ayuntamiento de Alcalá de Henares, Fundación Salvador Soler y Ayuntamiento de Alcobendas (Coros por Africa)

Imagenes verticales