PortadaInformeRenovables 1De nuevo, el año pasado, 2016, ha constituido un récord para las energías renovables –especialmente la solar- en el mundo, según se desprende del informe “Renovables 2017”de la Agencia Internacional de la Energía (IEA).. En ese año, casi dos tercios de la nueva capacidad de generación proceden de las renovables. Esto se debe, en gran medida, por el crecimiento de la fotovoltaica (FV) en China y otros países, las reducciones de costes y las políticas de apoyo. En las subastas, los precios han llegado a bajar hasta 0,03 USD/Kwh. comparables a los costes de generación de las nuevas centrales de gas y de carbón.
De aquí a 2022, el informe prevé un crecimiento fuerte y sostenido de las energías renovables, particularmente de la FV. Esta supondrá el aumento mayor, por encima de la hidroeléctrica; movido por las continuas reducciones de costes de la tecnología y por la dinámica del mercado chino. Y todavía podría crecer más, si algunas políticas eliminaran barreras al crecimiento.
Crecimiento por países
• China es el líder indiscutible en nueva potencia en renovables, como también en hidroeléctrica, bioenergía para electricidad y calor y en vehículos eléctricos.
• En Estados Unidos se da el segundo mayor crecimiento en las renovables, con instalaciones eólicas y solares.
• La Unión Europe prevé un crecimiento de las renovables claramente inferior al del quinquenio anterior. Razones: baja demanda, exceso de capacidad y poca visibilidad de los volúmenes de las subastas futuras. que va a haber. –
• Países en desarrollo de Asia y África subsahariana. En los próximos cinco años, la capacidad de generación fuera de red en estas regiones se multiplicará casi por tres (industrias, sistemas solares domiciliarios y mini-redes).
• Aunque a nivel mundial su volumen es pequeño, tiene un impacto socio-económico significativo: permitirá llevar servicios básicos de electricidad a casi 70 millones de personas más.
Las renovables superarán al carbón en 2022
El informe prevé que en 2022 el carbón seguirá siendo la principal fuente de generación a nivel mundial. Pero las renovables se acercarán, suponiendo el 30% (en 2016 era el 24%); entre ellas, la minihidroeléctrica seguirá siendo la principal, seguida por la eólica, la solar FV y la bioenergía.
Destaca la evolución de las políticas. Cada vez hay menos casos en que las tarifas las fija el gobierno y hay más subastas competitivas, con acuerdos de compra de energía a largo plazo (“power purchase agreements”, PPA) para grandes proyectos. Y los precios de las subastas para la eólica y la solar han seguido bajando, a pesar de que en los nuevos proyectos los costes de generación siguen siendo altos.
El informe trata también el uso de las energías renovables en el transporte y para producir calor.
A pesar de los fuertes aumentos de ventas, hay muy pocos vehículos eléctricos (de 2, 3 o 4 ruedas y autobuses). De la energía total generada, solo el 0,5% la consumen los vehículos eléctricos; en 2022 pasará al 1%. Del consumo de electricidad de los vehículos eléctricos, hoy el 26% procede de las renovables; subirá algo y en 2022 será el 30%. En consecuencia, en el transporte por carretera, se espera solo un aumento pequeño de la parte de las energías renovables (4% en 2016; 4,5% en 2022).
En 2022, el 90% del consumo de renovables en el transporte por carretera procederá de los biocombustibles, cuya producción crecerá más del 16% en los próximos cinco años. Será en Asia donde haya más crecimiento, debido a la demanda creciente, la disponibilidad de materia y a las políticas de los gobiernos. La contribución de Brasil seguirá siendo importante. En la Unión Europea se prevé un crecimiento modesto, ya que no se espera que las políticas estimulen las inversiones en el sector. Ha habido progresos en biocombustibles avanzados (ej.: el etanol de celulosa), pero no son competitivos con el petróleo.
“Renewables 2017” recuerda que la energía térmica empleada en calentar edificios y procesos industriales supone, a nivel mundial, casi el 40% de las emisiones de CO2 relacionada con la energía, por lo que descarbonizar el calor constituye un reto importante. En el consumo de calor, la parte de las renovables va aumentando lentamente (9% en 2015; 11% en 2022). Se espera que el aumento del consumo de calor procedente de las renovables proceda, sobre todo, del sector de la edificación (China, UE, América del Norte); en China y la India, habrá un aumento significativo en la industria. En cuanto a fuentes, la que más crecerá será la bioenergía, seguida de la electricidad renovable.
CC BY-NC-SA

Imagenes verticales